Verano, noticias falsas, robos y usurpaciones: cuando lo urgente no nos deja ver lo importante

Nos preguntamos si tendremos verano. Así dudo, lo urgente, no nos deja ver lo importante. Tendríamos que estar viendo las variables para tener temporada y discutir sobre esto, y no estar enfrascados en discusiones estériles que se dan por motivaciones políticas.

La agenda la imponen las noticias falsas. Las usinas de información, trascienden los límites geográficos de La Costa, y así pintan un panorama de caos que no existe en la región.

Y desvían nuestra atención, lo peor es que se cae en enfrentamientos y discusiones estériles. Vecinos no residentes versus vecinos residentes. Vecinos que quieren temporada versus vecinos que dicen que el ingreso a La Costa dejará un caudal de infectados, que explotará el próximo invierno, por lo tanto se niegan a que haya una apertura turística. Y así otras discusiones que se han instalado.

Lo peor, es que todo esta teñido de desconfianzas, especulaciones e intereses de parte políticos y económicos, azuzados desde redes sociales y los medios de comunicación masivos del orden nacional.

Así como estas cuestiones distraen a nuestro medio con coberturas urgentes, desmentidas, editoriales y demás acciones para llevar tranquilidad a la gente, desde otros rubros también lo urgente no permite centrarse en lo importante, que es que tengamos verano.

Tener verano debiera ser una política de estado consensuada por el conjunto de fuerzas políticas, el estado municipal, las instituciones y la comunidad. Falta apenas un mes para que inicie la temporada media, en octubre, donde la gente viene a arreglar sus propiedades, y muchos a definir su destino turístico, alquilar y demás. También los hay que aprovechan un fin de semana de buen tiempo para pasar un par de días de descanso.

Tendríamos que estar pensando y discutiendo los posibles escenarios. ¿Que hacemos si seguimos igual que ahora? ¿Que hacemos si disminuyen los contagios? ¿Que hacemos si colapsa el sistema de salud y seremos sólo los costeros quienes podamos disfrutar un verano en el mar? Si esto último ocurre -nadie lo puede descartar-, nos vamos a “suicidar” en masa o buscaremos alternativas para pasarla lo mejor posible?

Además de cómo hacer para evitar el creciente relajo de mucha gente cansada del aislamiento, que esto sí, hace peligrar la temporada turística si se disparan los contagios, tendríamos que ir viendo cómo se desarrollan nuestras localidades para generar nuevos corredores turísticos que generen espacios aislados para posibles visitantes. Para esto es fundamental la mirada del vecinos que es quien más conoce nuestros barrios.

Muchos se preguntarán, en qué podemos ayudar, ¿Desde dónde? La respuesta a esto irá fluyendo a medida que sea una necesidad y se vaya dando esa discusión colectiva.

Esta son las cosas que tendríamos que estar discutiendo y debatiendo los costeros, no una agenda realizada desde la ficción, que obliga hasta al ministro de seguridad a reunirse con los intendentes costeros, para “garantizar el derecho a la propiedad privada”. Ese problema no está en discusión en La Costa.

Sí, podría aprovechar la ocasión para discutir con los intendentes, cómo terminar con los “*escruches” que es un problema histórico de las viviendas de veraneo, y muy difícil de solucionar, ya que hay zonas muy despobladas o no viven vecinos en forma permanente.

Hasta al ministro de seguridad, lo urgente, no le deja ver lo importante. Decir que viene a garantizar el derecho a la propiedad privada, es legitimar una versión de la realidad que no existe. Que lo urgente, deje de ser la política, para el ministro y para todos nosotros.

*Escruche: robos en viviendas en ausencia de moradores

Alejandro Lopez | Faro Noticias

Más en Faro Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*