“Dolores duele”, el testimonio de una amiga del policía fallecido

La muerte de una mujer por Coronavirus, madre de un conocido médico que también lucha por su vida, y la de un policía de 36 años, sin enfermedades de base, fueron dos hechos que conmovieron a la ciudad de Dolores. Fuerte testimonio de una periodista de esa localidad, amiga del integrante de la fuerza de Seguridad fallecido.

Impactante relato de Paola Atairo, periodista de Dolores, que en comunicación con Azul Radio 97.1, detalló los difíciles momentos que viven en esa ciudad. Este fin de semana, contó que se vivió uno de los días más tristes al despedir a una mujer de 100 años, mamá de un prestigioso médico de la ciudad, que estuvo en la primera linea de los equipos de salud que luchan contra la pandemia, quien también está luchando por su vida en la ciudad de La Plata.

La periodista dio testimonio acerca de la muerte de un amigo, Martín, policía de 36 años, que estaba cumpliendo funciones en los controles de acceso a la ciudad, y que al fallecer, dejó a su mujer Brenda, embarazada de 7 meses.

Paola relató la situación que viven en la ciudad con estas dos muertes que conmocionaron a sus habitantes: “Dolores duele, Martín no tenía enfermedad de base, una persona de 36 años llena de vida, no fumaba, hacía ejercicios, tenía una vida sana, pero presentó una pulmonía bilateral, y no la pudo superar. Por eso yo digo, que los jóvenes lo piensen dos veces (al no cumplir los protocolos), esta enfermedad puede matar a cualquiera”.

En relación a los cuidados que exibe la población, distanciamiento, tapabocas, etc., Atairo manifestó “que poco y nada, menos el barbijo, la gente no toma conciencia”. Es más, detalló que se sentía muy triste al ver que “los mismos policías que a la mañana están despidiendo a un camarada”, por la noche se los ve en publicaciones de redes sociales, “compartiendo una cena de camaradería”.

Dolores en la actualidad tiene 83 casos activos, llegó a tener 300, y 6 fallecidos. Se encuentran abiertos sólo dos accesos a la ciudad, el de la calle Olavarría y el de Esteban Facio, y cabe recordar, que fue el distrito que desde un primer momento cerró todos los accesos, generándose fuertes polémicas y quejas por esta decisión. Aún así, el virus entró a la ciudad y se produjo un importante brote.

“Cada día uno se va enterando de más amigos, más conocidos, que contraen la enfermedad, como decimos nosotros siempre que presentamos una nota: Dolores duele”, finalizó la colega Paola Atairo.

Más noticias del día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*