Vecino convoca voluntades para enriquecer y desarrollar interesante propuesta: un Observatorio Social para La Costa

Por OptiSailor |

Crear, compartir ideas, enriquecernos con críticas constructivas. Ayudar a hacer realidad proyectos públicos y privados y darles un seguimiento. Esa es la idea de un observatorio social para acelerar los procesos participativos locales y sus frutos.

Vivimos un tiempo donde el mundo se acelera al ritmo de las innovaciones. Esto es evidente cuando pensamos en la tecnología de comunicación, por ejemplo, pero también sucede con las innovaciones comerciales, médicas, artísticas, legales, etc. Siempre ha sido así, solo que ahora existe la percepción de que está más al alcance de todos participar y ser protagonistas de los cambios, y por sobre todo que esos cambios son posibles y necesarios.

Veamos unas preguntas en relación a esta percepción y una posible respuesta:

Información y seguimiento de proyectos

  • ¿Cuántos hemos escuchado de emprendimientos, negocios y mil ideas que parecían prometedoras pero que nunca llegaron a concretarse y si lo hicieron luego dejaron de existir sin saberse bien el por qué?
  • ¿Qué pasó con la idea de aquel club de tener su cancha propia?
  • ¿por qué no se aprovechan mejor los residuos urbanos y se reciclan más?
  • ¿qué pasó con el plan de plantar árboles? ¿o con esa fábrica que se iba instalar?

Tal vez para algunas de estas cuestiones pudimos dar con la respuesta, si de casualidad tuvimos algún conocido que haya sido participante directo, pero sino tendremos cuanto mucho rumores variados y no siempre fiables. En muchos otros casos ni siquiera eso, simplemente ignorancia total de lo que pudo suceder. Tener un seguimiento claro de los proyectos e ideas podría evitar la repetición de errores en otros proyectos, aportándoles transparencia y otras cualidades que favorecerían sus realización y sostenibilidad.

Convocatorias y asociaciones
Si uno quisiera encontrar un vecino costero para que nos asista con su experiencia o algún recurso material para desarrollar un pequeño negocio, ¿cómo lo podríamos identificar más rápido, como nos podríamos ayudar entre todos más fácilmente para dar fuerza a nuestros proyectos personales?

Necesidades y expectativas de la comunidad
Por otra parte, si autoridades o políticos quisieran saber qué ideas expresa la comunidad, en relación por ejemplo a sus sueños sobre sus espacios naturales ¿podrán solo saberlo escuchando a sus bases o mediante alguna encuesta esporádica, siempre parcial? ¿Qué mejor que un lugar o repositorio donde leer las necesidades y expectativas concretas de la comunidad lo más directa y organizadamente posible?

Similares inquietudes sobres las actividades y propuestas de la comunidad podría tener cualquier nuevo vecino de la zona que quisiera integrarse más rápido poniéndose en contacto con personas afines. Algo que otrora, y en pueblos chicos se lograba sólo con unas cuantas conversaciones casuales, hoy queda claro que no es tan fácil de lograr, tanto por la extensión natural del distrito, como por el crecimiento propio de cada localidad.

Cartelera comunitaria
Si bien numerosos medios locales privados y la misma municipalidad han incorporado cada vez más elementos para difundir eventos de interés ¿cuántas veces nos hemos enterado tarde o de manera insuficiente de actividades que realmente nos interesaban? Crear y mantener una cartelera comunitaria gratuita, ágil y con filtros adecuados por tema, lugar, fecha y otros criterios útiles puede ser muy importante para una zona turística como la nuestra, permitiendo incorporar información tanto del arte, la cultura, el deporte, así como promociones gastronómicas o de toda índole.

¿Es que habrá algún medio que no sea una red social, demasiado apasionada, o un libro, demasiado estático, para recopilar el estado y situación de esa cantidad variada de ideas y proyectos y hacerles un seguimiento?

La respuesta es que tal medio sí existe y se llama OBSERVATORIO. Se trata de una plataforma de información organizada por temas que permite dar respuesta a esas cuestiones y mucho más. Un observatorio podría articular y mediar como lugar para compartir e identificar más rápidamente oportunidades privadas y colectivas de ideas y proyectos, favoreciendo su realización.

Dicho observatorio debe ser independiente o lo más independiente que se pueda, sin distinciones de política partidaria ni religiosas, que se nutra del aporte de profesionales de distintas instituciones públicas o privadas pero que no dependa de ninguna de esas instituciones, sino solo de sus individuos, como ya funcionan muchas redes de colaboración que pretenden mantenerse libres de influencias e intereses.

Un capítulo especial y bien meditado es el diseño para la participación y comunicación, que debería ser muy sensible para que no aparezcan conflictos que distorsionen o invaliden los objetivos, porque como sabemos tratándose de personas, ese riesgo es algo muy frecuente.

Me ha llegado de un joven de la costa el dato de tener desde el año pasado una plataforma virtual en estado avanzado para la concreción de un Observatorio de Arte, Cultura y Participación Comunitaria, a la espera de enriquecerse con más miembros, miradas, y todo el entusiasmo necesario para consolidarlo y darle vida. Habría pendiente solo tareas de revisión democrática del diseño y del modelo de organización y luego claro, al compartirlo con la comunidad, las tareas propias de difusión y gestión de sus contenidos.

Aprovechamos la oportunidad de esta nota para invitar a los lectores a sumarse a esta iniciativa. Para acceder a la plataforma del observatorio y darle una mirada se deja abajo su link. Si desean ponerse en contacto directo con el autor ingresen al Grupo de Organización del Blog (grupo de whatsapp). Se recomienda leer atentamente cada pestaña.

¡Saludos!

https://observatorioacpc.blogspot.com/p/sobre-mi_5.html

Más en Faro Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*