Avance del COVID19: preocupa la temporada turística 2021

Desde el Gobierno provincial evalúan el curso de la pandemia hacia fin de año y no descartan que incluso afecte la temporada de veraneo

Mientras transcurre una nueva etapa de cuarentena en el inicio de agosto, desde el Gobierno ya comienzan a evaluar cómo podría desarrollarse la pandemia de cara a la segunda mitad del año. En ese sentido, observan el avance del COVID19 con mucha preocupación y ahora no descartan que incluso pueda afectar la temporada de vacaciones 2021.

“Veo complicado que masivamente se pueda abrir todo para fin de año y llegar con el turismo como todos los años no solo de la provincia, sino del país”, fueron las palabras del ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, quien dejó un panorama desalentador para el turismo bonaerense.

En tanto, estas perspectivas de Provincia se chocan con las intenciones de Nación, que a principios de este mes buscó dar un respaldo al turismo con un plan de financiamiento del 50% a los gastos del sector. La medida fue presentada como un aliciente que pudiera sostener de manera parcial el movimiento de la temporada de verano.

Entre medio, el escenario se mantiene con el foco de tensión puesto en el territorio gobernado por Axel Kicillof y, sin dudas, las consecuencias se harán sentir en sus principales puntos turísticos, tales como Mar del Plata, la Costa Atlántica en general, o regiones como Tandil, Bahía Blanca, entre otras. En tanto, el titular de Salud bonaerense depositó el curso de lo que pueda suceder el próximo verano acorde a los avances por lograr obtener una vacuna.

“Todo dependerá de que podamos tener la vacuna, cosa que personalmente creo que en Argentina y para esa fecha no la vamos a tener disponible y menos en las dosis que necesitaríamos para cubrir a todo el mundo”, dijo Gollán y agregó: “Imaginemos eso y extrapolemosló que acá (en Provincia de Buenos Aires) empiezan, no con uno cada tanto que se cuela escondido o asintomático. Imaginemos con 20, 30 o 40 por día, y así el virus se hace un festín porque ingresan 200, 300 o 400 personas que andan comiendo pescado, que van a las tiendas, al cine y va a ser complicado”.

Mientras tanto, las primeras secuelas de la pandemia en el sector del turismo ya comenzaron a observarse en los principales puntos de temporada de invierno, donde la crisis afectó a hotelería, restaurantes, agencias de viajes, empresas de actividades y recreación, entre todas. La situación desatada en regiones como Bariloche motivaron los pedidos por impulsar, a nivel parlamentario, la Emergencia en Turismo.

Según lo planteado por Gollán, la situación podría llegar a tener su réplica en la temporada de verano. Mientras tanto, distritos como Mar del Plata iniciaron hace semanas su propia búsqueda por lograr alcanzar una “nueva normalidad” que pueda sellar una reapertura escalonada de actividades y, con suerte, llegue al verano con las condiciones posibles para lograr una mínima reactivación turística.

Cabe recordar que el Programa de Preventa de Turismo, promovido por la cartera Nacional que conduce Matías Lammens, había planteado el objetivo de “impulsar la venta futura de paquetes y servicios de turismo interno para lograr ingresos genuinos en el sector hasta tanto se normalice su situación”. Las perspectivas de Provincia, en tanto, ponen ahora en jaque cualquier normalización posible a mediano plazo, al menos en territorio bonaerense.

Más información en Faro Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*