Holística | Los manuscritos del Mar Muerto

*Por José María Caracuel

En el año 1947, en una cueva junto al Mar Muerto, se encontraron unas jarras de barro que contenían siete rollos de pergamino, posteriormente y hasta el año 1956, se encontraron manuscritos en 11 cuevas más, las cuevas de Qúmran. La casi totalidad de los manuscritos fueron escritos entre el 250 a.C. y el año 70 d.C. y están redactados en hebreo, arameo, y algunos ejemplares en griego.

Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, estando entre los textos más antiguos de que se dispone en lengua hebrea del Antiguo Testamento. Hay fragmentos de todos los libros del Antiguo Testamento (excepto de Ester), de muchos libros judíos no canónicos ya conocidos e incluso de otros hasta entonces desconocidos. Entre estos textos no hay ninguno del Nuevo Testamento ni ningún escrito cristiano, si bien muestra claramente la relación entre el cristianismo primitivo y los israelitas que esperaban el Reino de Dios, enfrentados a las castas dominantes que los persiguieron.

Al revisar el tratamiento de estos temas y tras cotejar la datación de los manuscritos respectivos, queda claro que los rollos de Qúmran no fueron escritos por los cristianos, pero es indudable su relación con el cristianismo primitivo, hasta podría tomárselos como antecedentes inmediatos de los Evangelios, dada la similitud de algunas enseñanzas o antecedentes teológicos aparecidos posteriormente en el Evangelio de Juan y otros libros del Nuevo Testamento.

Se puede afirmar que la corriente espiritual y el testimonio de vida del pueblo Esenio, donde se escribieron los Manuscritos del Mar Muerto fueron una fuente del cristianismo primitivo.

El grupo de autores de los escritos pertenece a los Esenios, una secta del judaísmo minoritaria que vivía en cuevas, aislados de la sociedad. Los escritos contienen términos que serían cotidianos para los autores, pero para los que hoy no encontramos un significado preciso, por ejemplo Maestro de Justicia, Sacerdote Impío, el Mentiroso, el León Furioso, los Hijos de la Luz y los Hijos de las Tinieblas, entre otros.

Se ha sugerido que el Maestro de Justicia habría sido Juan el Bautista, Jesús, Santiago o Pablo, pero objetivamente no existen evidencias que permitan sostener seriamente tales afirmaciones.

Datos importantes que aportan son textos que regulan la vida de la comunidad de los Esenios, como la Regla de la Comunidad y la Regla de la Guerra.

Según se desprende del texto Regla de la Comunidad, los esenios eran un grupo con su propia jerarquía y sus funcionarios, cuyos miembros ponían en común todos sus bienes, participaban en comidas comunitarias, y se hallaban sometidos a una disciplina muy estricta, con penas y castigos para cualquier transgresión, curiosamente las mismas reglas que los kibutz del siglo XX.
Se llamaban a sí mismos Los Hijos de la Luz y se habían retirado para purificarse y volver a Jerusalén al final de los tiempos, después de haber vencido a Los Hijos de las Tinieblas.

Si bien los textos son anteriores a Jesús, no puede descartarse la idea de que Jesús habitó algún tiempo en la comunidad de los Esenios durante los años que no consignan los Evangelios. En este sentido resulta muy interesante el trabajo sobre Cristología de Edouard Schoure, en particular el referido a Jesús y los Esenios.
Los manuscritos muestran un judaísmo distinto al oficial de entonces y al de hoy, y establecen una temática que sería fundamental en el origen del cristianismo.
Diferentes escritos de Qúmran enfatizan temas claves resaltados por Jesús y los cristianos: la venida del Hijo del Hombre, el Mesías engendrado por Dios y a la vez Siervo Sufriente; el Espíritu Santo, bautismo, tiempo en el desierto después de la conversión y Cena Sagrada de pan y vino; por mencionar sólo algunos.

Hasta el descubrimiento de los textos de Qúmran, los manuscritos en hebreo más antiguos eran de los siglos IX-X d.C. por lo que cabía la sospecha que en ellos se podrían haber mutilado, añadido o modificado palabras o frases incómodas de los originales. Con estos descubrimientos se comprobó que los textos encontrados coinciden con los medievales, y que las pocas variantes que presentan, concuerdan en gran parte con algunas ya atestiguadas por la versión griega de los Setenta. Los manuscritos permitieron completar algunos pasajes de las Sagradas Escrituras, pero no descubrieron nada realmente desconocido.

Con estas evidencias quedaron disueltas las fabulaciones conspirativas que proponían que los manuscritos contenían doctrinas que contradecían al judaísmo o al cristianismo y que, en consecuencia, el Gran Rabinato y el Vaticano se habían puesto de acuerdo para impedir su publicación. Ahora, ya publicados en 1991 todos los documentos, resulta evidente que las dificultades de publicación no eran de orden religioso sino científico.

Más en la sección Holística de Faro Noticias

  • José María Caracuel
    Lic. En Ciencia Químicas (UBA)
    Fitoterapeuta
    Terapeuta Floral
    Psicòlogo Holìstica

José María Caracuel reside actualmente en el Partido de La Costa y está dispuesto a aportar sus conocimientos en la materia, no sólo a través de nuestras páginas. Cualquier inquietud sobre estos temas, no dude en consultar a través del formulario de contacto (En la cabecera botón derecho).

A lo largo de casi 50 años de actuación profesional se desempeñó en la actividad privada, la docencia y el desarrollo de normas de los ámbitos nacional, Mercosur y Panamericano.

Colaboró en distintas publicaciones por ejemplo en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y la Unión Industrial.

Publicó en total 10 libros tanto en el ámbito de ciencia y tecnología, como en el de la divulgación científica, entre los que se encuentran:

-Recopilación trilingüe de términos metalúrgicos y definiciones. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1993
-Sistemas de Calidad. Su implementación. Cámara de Industria y Comercio de la Pcia. De Buenos Aires. 1998
-Diccionario trilingüe del Cobre. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1999
-Pensamiento y Espiritualidad. Studio Gráfico. 2012
-Ciencia Espiritual y Ciencias Fácticas. Studio Gráfico. 2013
-Ciencia, Filosofía y Misticismo. Editorial Dunken. 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*