Lado B: El día en que Lionel Messi visitó La Costa en plena pandemia (no es gracioso)

El intendente salió de su rol componedor y comprensivo que lo caracteriza, donde siempre hay palabras de aliento y agradecimiento hacia el enorme esfuerzo que está realizando la comunidad de La Costa en esta pandemia, y se puso serio. Dijo cosas que algunos de nosotros hace tiempo queremos escuchar, que no está todo lindo, que esta crisis a veces, saca cosas a relucir, que es necesario repensar y modificar como comunidad. Y se refirió por primera vez, a falsedades que de tanto repetir se convierten en realidad.

Cardozo se dio tiempo y ofreció su tiempo, a modo de coloquio, con pausas que invitaban a la reflexión, para explicar los por qué y que es lo que realmente sucede, en cada una de esas situaciones (falsedades) que muchas veces repetimos creyendo que son realidades.

En la conferencia de prensa que dio anoche, el intendente fue a fondo y habló de distorsión de la realidad muchas veces producto de prejuicios, preconceptos, y temores. Sus palabras eran una invitación a evitar lo que ha sucedido en otras localidades, donde se dispararon los contagios y produjo acusaciones, enfrentamientos y circulación de audios de distintos tenores.

“El Lado B”
Lo cierto es que Cardozo habló de un lado b de la realidad de los costeros que todos percibimos, que es la que se contruye a través de falsedades que se convierten en mitos, y se reproducen irresponsablemente. “La playa está llena de gente”, “ingresaron cualquier cantidad de turistas”, “evaden los controles”, y muchos etcéteras más que escuchamos a diario y “que no nos hacen nada bien” según el mandatario.

Para explicar esto dio varios datos de la realidad que pueden ser motivos para que tomemos estas falsedades como ciertas:

  • Como todos los años, se ha quedado mucha gente a vivir después de la temporada, gente a la que no conocemos.
  • Producto de la pandemia que comenzó a mediados de marzo en una temporada que había sido exitosa, y con el horizonte oscuro que se presentaba en Buenos Aires, este año fue mucha más la gente que decidió quedarse a vivir en el partido de La Costa.
  • La pandemia encontró a algunas personas en La Costa y decidieron pasar la cuarentena aquí, sin imaginar su prolongada extensión.
  • Es común que luego de la temporada, la gente tenga por costumbre ir a pasar el día, tomar un café o pasear, a Mar del Plata, Villa Gesell o Mar Chiquita, este año producto del aislamiento, no pudo hacerlo, y optó por circular dentro de las localidades de La Costa.
  • De mismo modo que es común, a la hora de hacer un regalo para una fiesta de casamiento, bautismo o cumpleaños, ir de compras a alguno de esos lugares fuera del distrito, cosa que tampoco se puede hacer y se consume dentro de las localidades vecinas.
  • Salimos a caminar y correr, si! algo que muchos no hacíamos y por la situación de encierro y disponibilidad de tiempo hoy hacemos. Por eso es común ver gente correr en mucha mayor medida de lo que lo veíamos comúnmente, y nos parece “que está lleno de gente”.
  • Los controles son estrictos desde el primer día de pandemia y se han reforzado permanentemente, si se ven autos que no conocemos o gente que pregunta por un restaurante o una dirección, se trata de gente de otras localidades del partido de La Costa.

Tranformemos ese cansancio en algo positivo y alentador
Cristian Cardozo pidió ser cuidadosos y cautelosos, y dijo una gran verdad, podemos estar acusando injustamente a alguien que está transitando una enfermedad, se encuentra alejado de su familia o pasando un momento difícil. “Y esto no está bueno”. Nos invitó a ser mejores y no manejarnos por prejuicios o preconceptos, que en primer lugar nos hacen mal a nosotros, para luego contaminar la conciencia colectiva. Entiende que esta situación es larga y dolorosa, pero “transformemos ese cansancio en algo positivo y alentador”, pidió.

Y en función de esa conciencia colectiva, y de la enorme importancia y desafío que representan para la post pandemia tener una única visión de la realidad, que nos permita volver a tener temporadas exitosas, el intendente se refirió a los protocolos, cuyos objetivos son epidemiológicos, no caprichosos, y que son necesarios respetar. “créanme que no me hace ninguna gracia tener que prohibir” dijo, y es cierto. Cardozo no tiene un perfil personal que suponga que puede estar cómodo en esa situación, su personalidad demuestra todo lo contrario.

Y en relación a los protocolos, y la importancia de tener registros, ya que “tener un caso no es un problema, el problema está en poder controlarlo”, contó una anécdota que explica la importancia de tener un registro para poder hacer un seguimiento de los contagiados y aislarlos, ante la aparición de un caso. Aquí es donde se puso más serio y dijo “esto que les voy a contar no es gracioso”.

La anécdota
Los protocolos para el sector gastronómico suponen un registro de clientes que se hace efectivo en el ámbito del prestador del servicio. Esto es así porque de producirse un contagio y esa persona estuvo comiendo en un restaurante -por ejemplo-, de esta manera es posible saber quienes estuvieron en contacto con esa persona.

Días atrás en Zona Sur, por cuestiones de higiene y distanciamiento, el dueño de un bar optó por la modalidad de que cada concurrente en forma personal, se anote en el registro. Para ello ofrecía una lapicera y el cuaderno.

Hete aquí que luego de observar el registro uno de los clientes graciosamente (“no es gracioso”) se había anotado con el nombre de Lionel Messi. ¿Que hubiera pasado si un contagiado o él mismo si estuviera infectado, a la hora de ver el registro de los que estuvieron en el local, para poder identificarlo, cómo se hacía? se preguntó Cardozo. Y tiene razón, por una gracia y una irresponsabilidad esta persona estaría poniendo en riesgo toda una comunidad.

Los prejuicios y preconceptos, enjuiciar al otro sin ser reflexivos en nuestras conductas y la naturaleza de nuestros propios actos, es algo común en las sociedades en tiempos normales. En tiempos excepcionales, en los que está en juego nuestra propia subsistencia, es necesario dar un salto en calidad en lo personal que significará un crecimiento como comunidad.

Máxime en localidades como la nuestra donde la mayor fuente de ingreso es el turismo y dependemos económicamente del éxito de una buena temporada.

De haber actividad turística, las mismas van a tener una batería de protocolos que es necesario conocer y comprender para poder informar y difundir. Y eso se hace en una construcción colectiva, en solidaridad, en el boca a boca, y en ver al otro, al vecino, como un par que está transitando un camino en común. Vamos a poder comunicar bien, si nos comunicamos bien entre nosotros.

NdeR: Todo esto dicho sin perjuicio de saber que al mejor cazador se le escapa la liebre, y es posible que hayan ingresado unos pocos vivos desde que comenzó la pandemia, pero esta no es la general de la ley, tenemos que ser conscientes que en La Costa estamos haciendo las cosas bien, y esto debe servir para elevar nuestra autoestima como comunidad.

Coronavirus: Ultimas noticias locales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*