V Gesell | Comerciantes guardan cartas y rosarios en honor a Fernando para entregar a sus padres

Los dueños de los comercios ubicados frente al boliche Le Brique, donde hace cinco meses fue asesinado Báez Sosa, guardaron las ofrendas que los vecinos y turistas colocaron en el lugar en homenaje a la víctima.

Los dueños de los comercios ubicados frente al boliche Le Brique, donde hace cinco meses fue asesinado Fernando Báez Sosa, guardaron las ofrendas, rosarios, cartas y estampitas que los vecinos y turistas colocaron en el lugar en homenaje a la víctima, con la intención de entregárselo en mano a los padres del joven cuando viajen a la ciudad de Villa Gesell.

En tanto, a pesar del aislamiento social y preventivo por la pandemia del coronavirus, tres mujeres que conforman la agrupación “Justicia por Fernando-Villa Gesell” se convocaron este mediodía frente al boliche ubicado en pleno centro de la ciudad balnearia, tal como lo hacen todos los 18 de cada mes, para rezar en recuerdo del muchacho asesinado en enero.

“Villa Gesell creció gracias a la juventud y nos duele lo que pasó, los rugbiers (detenidos por el hecho) son criminales que no les importó la vida de otra persona”, dijo Guillermo, encargado de uno de los negocios del centro comercial ubicado frente al boliche, y añadió que lo sucedido fue “un golpe muy duro”.

Días después del crimen de Fernando, las vecinas y vecinos como así turistas que visitaban la ciudad balnearia armaron una especie de “santuario” junto a un árbol próximo al lugar donde quedó el cuerpo del joven tras ser atacado a golpes, en el que fueron depositadas cartas, mensajes, rosarios y estampitas en homenaje a la víctima.

Ante la cantidad de objetos, los comerciantes decidieron guardar alrededor de 100 para que sean entregados en mano a Silvino Báez y Graciela Sosa, padre y madre del joven.

Previamente, esas ofrendas serán bendecidas por el padre Pablo, de la iglesia ubicada a una cuadra del boliche donde el chico había ido a bailar junto a sus amigos.

“Fue muy conmovedor lo que pasó y fue algo que expuso mucho a la ciudad”, dijo a Télam Mariana, vecina de la zona, mientras que Graciela, otra vecina gesellina dijo que acompaña a la familia y que todos los meses se acerca al lugar “para rezar un Ave María”.

Por otra parte, la agrupación “Justicia por Fernando-Villa Gesell” fue organizada por un grupo de mujeres que todos los 18 de cada mes rezan y llevan un rosario hecho con caracoles que pegan junto a una foto de la víctima en el árbol ícono del crimen.

En esta oportunidad y desde que empezó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, tres mujeres se acercaron al lugar y a través de una videollamada para comunicarse con otras integrantes del grupo realizaron el evento, a cinco meses del asesinato.

Sabrina, una de las referentes, dijo a Télam que “por el problema de la pandemia” no pudieron organizar una marcha como hicieron los primeros meses.

“Hay que apoyar a los padres porque era su único hijo, nosotros hagamos lo que hagamos no se lo vamos a devolver pero tiene que cambiar algo, que haya mas protección para nuestro hijos o nietos”, aseguró la mujer con lágrimas en los ojos.

Sabrina criticó “la falta de seguridad que hubo para la juventud” en el último verano porque el boliche excedió la capacidad y “nunca” tuvo una “ambulancia ni policías” en la puerta.

“Los padres tienen todo nuestro apoyo y queremos que quede el recuerdo de Fernando para que no vuelva a pasar más”, continuó la mujer.

Sabrina contó que tienen contacto con Graciela y que ellos “están muy destrozados” porque a su hijo se lo entregaron “en un cajón cuando se fue de vacaciones”.

Los detenidos
Por el crimen están detenidos Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21), imputados como coautores del delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Además, están acusados como “partícipe necesario” Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), quienes fueron excarcelados.

En cuanto a la situación de los imputados, en tanto, un peritaje de ADN determinó a principios de mes el hallazgo de sangre de Báez Sosa en la camisa de uno de los ocho rugbiers, mientras que fueron encontrados además rastros genéticos de otro de ellos en un dedo meñique de la víctima.

El informe pericial señaló que fue hallada sangre de la víctima en la camisa de Benicelli, que estaba mezclada con sangre del propio agresor.

Además, se determinó que en la uña del dedo meñique de Fernando fue encontrada sangre de Cinalli, punto que ya había sido adelantado a mediados de abril, cuando los investigadores recibieron un resultado preliminar del peritaje.

Estos resultados fueron obtenidos en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de Junín, que detalló en un informe final que fueron analizadas 116 muestras levantadas en el marco de la investigación del homicidio, y se obtuvieron 49 conclusiones.

A cinco meses del homicidio, se encuentran pendientes los peritajes psicológicos y psiquiátricos solicitados por el juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, para los detenidos, y recién podrán realizarse cuando se levante la cuarentena por el coronavirus, para evitar desplazamientos fuera del penal en el que están alojados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*