Año viejo, un poema de Alejandro Rosales

Es válido para todos los años, el poema que Alejandro Rosales nos envía para recibir 2020.

Alejandro, poeta sanclementino por adopción, ha escrito tres libros: ¿Canto a la vida?, Si tus ojos, y Con amor a San Clemente.

Además, como integrante del Taller Literario El Principito que coordina Susana Consolino, ha participado en varias antologías de cuentos y poemas que editó el taller con producciones de sus participantes.

Año viejo

Se nos va el año viejo,
por achaques agobiado.
Desafortunadamente
a muchos ha contagiado.
Achaques que, además,
del físico, materiales,
se agregan otros peores
que son los espirituales.
Ojalá que el nuevo año
posea la gran virtud,
de aportar a todo el mundo
la tan ansiada salud.
Y la mental sobre todo,
para que sea capaz,
a la humanidad brindarle
una imprescindible paz.
Expreso así mi anhelo,
-que no sólo sea ilusión-
se concrete entre los seres
una indisoluble unión.
Que no dudo fue el deseo
de los guías espirituales,
de todas las religiones
por el bien de los mortales.
Ya que ninguno abogó
porque rigiera en la Tierra,
el odio, la desunión
y mucho menos, la guerra.
Esos guías sus anhelos
han visto tergiversados,
por seres con mucho odio
que han sido obnubilados.
Encegueciendo sus mentes
y anulando el corazón,
que sólo fue concebido
para amar, sin concesión.
Te digo adiós, año viejo.
Año nuevo, bienvenido.
Y que los buenos deseos,
del mundo, sean cumplidos.

Alejandro
30/12/2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*