Legisladores partidarios de Evo Morales se instalan en la Asamblea de Bolivia y declaran una huelga de hambre

El nuevo presidente de la Cámara de diputados pidió a la Policía de Bolivia que detengan las agresiones.

Este jueves, diputados del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del mandatario depuesto Evo Morales, se instalaron en la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia y anunciaron una huelga de hambre.

“Se ha establecido el quórum correspondiente siendo 74 parlamentarios presentes e incluso una diputada de oposición”, anunció previamente el parlamentario Sergio Choque, elegido nuevo presidente de la Cámara en la madrugada de este jueves.

En su primer discurso, Choque pidió a la Policía de Bolivia que deje de amedrentar a los diputados del MAS.

“Pedimos paz y reprochamos hechos de vandalismo, las autoridades correspondientes deben realizar las investigaciones”, dijo.

Tras denunciar que los manifestantes que protestaron contra el golpe de Estado han sido “masacrados por la Policía y las Fuerzas Armadas”, Choque propuso un proyecto de Ley para que los militares regresen a los cuarteles.

Pese a que en la madrugada de este jueves, se renovó la Directiva de la Cámara de Diputados mediante la resolución 64 /2019-2020, la diputada de Unidad Demócrata (UD), Eliane Capobianco, anunció que presentará un recurso al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para anular la nueva composición, según publicó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

La crisis política en Bolivia vivió una escalada de tensión el miércoles, cuando la presidenta del Senado boliviano, Adriana Salvatierra, afirmó que renunció públicamente a su cargo en la cámara alta y que ésta, no había tratado su dimisión de manera formal y por ello considera que aún permanece en funciones. Además manifestó que no ha renunciado a su mandato de senadora, por lo que intentó ingresar al Parlamento este miércoles, pero las fuerzas de seguridad le bloquearon el acceso.

La cámara alta está conformada por 36 senadores, de los cuales 25 son del MAS, mientras que la baja tiene 130 diputados, 88 de ellos oficialistas.

Protestas
A la par de la denuncia de los legisladores del MAS, miles de personas se manifiestan en La Paz para denunciar el golpe de Estado del domingo, que obligó a Evo Morales a aceptar el asilo político ofrecido por México.

En la Plaza Murillo, en el centro de La Paz, algunos manifestantes lanzaron consignas contra la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez.

“Áñez, racista, queremos tu renuncia”, gritaban los manifestantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*