Renunció Evo Morales para evitar un baño de sangre

Esto no termina aquí dijo. “Tenemos la responsabilidad de velar por la paz, que no sigan quemando casas de nuestros hermanos, que no hagan incendiar sus pertenencias, que no golpeen a mujeres indefensas, si quieren venganza que sea con Alvaro y conmigo, pero no con nuestras familias, ni nuestros compañeros” pidió Evo Morales. Exhortó a los organismos internacionales “que digan la verdad” sobre los acontecimientos que suceden en su país.

“Esto no termina aquí, la lucha sigue”, finalizó Evo Morales en su discurso pronunciado esta tarde donde anunció su renuncia. La renuncia se produce en momentos que cientos de dirigentes sociales ven prendidas fuego sus casas, golpeados y ultrajados mientras la policía se encuentra acuartelada, sin actuar, en un claro boicot al presidente.

En horas de la mañana Evo Morales, había llamado a elecciones, medida que fue desconocida por la oposición que aumentó la persecución a través grupos comandos que atacaban domicilios de dirigentes cocaleros, mineros, campesinos, y sus sedes partidarias.

El ejercito, también se expidió por la renuncia del presidente, en un virtual golpe de estado. A través de un comunicado, el estado mayor de las fuerzas armadas, comunicó que se encuentra realizando operaciones terrestres y aereas, para neutralizar la acción de grupos armados.

Ante este estado de indefección de la democracia, y para evitar un baño de sangre, el presidente Evo Morales y el vice presidente Alvaro García Linares, presentaron su renuncia pidiendo que “cese el ataque a familias trabajadoras, a humildes, campesinos, que el único delito que han cometido es ser indígena”, destacó el primer magistrado de Bolivia.

A su turno, García Lineras, al anunciar su renuncia, hizo un repaso de los logros de este gobierno pluricultural, que entre otras cosas, redujo del 35% al 15% de pobres incorporándolos a la clase media y fue el país que más creció su economía en la última década.

A pesar de primero el llamado a elecciones, y luego la renuncia del presidente y vice del país, se temen represalias sobre el pueblo indefenso que ha salido a manifestarse a favor de la democracia en rutas, plazas y sedes políticas, sociales y sindicales.

“Estamos dejando a Bolivia como un país libre y organizado, renuncio para evitar una lucha entre hermanos, pero esto no queda aquí, la lucha sigue, vamos a estar del lado de los humildes como lo hemos hecho toda la vida”, manifestó Morales en sintonía con García Lineras, quien expresó que estarán acompañando la organización social, en las academias, los sindicatos, los movimientos campesinos y mineros. “Volveremos y seremos millones” vaticinó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*