Confirmado: Despiden más de 300 trabajadores de las rutas 11 y 56 por suspensión de las obras de doble vía

Faro Noticias pudo confirmar algo que era un “secreto a voces”: en las últimas dos semanas despidieron más de 300 trabajadores de las cuatro empresas que conforman el consorcio Aumar que lleva adelante la construcción del las autovías 11 y 56 en la Costa Atlántica y que unen Capital Federal con los partidos de La Costa, Pinamar y Villa Gesell entre otros. La razón de los despidos según les manifestaron a los contratados es la suspensión de las obras.

Las razones que esgrimieron las áreas administrativas de las empresas a los trabajadores por sus despidos fueron “suspensión de la obra por falta de pago por parte del gobierno nacional y provincial”. Según los empresarios se les adeuda más de 1000 millones de pesos. En los pliegos de contratación se especifica que las empresas deben financiar los trabajos parciales y a medida que se certifican los tramos, el estado nacional desembolsa los pagos. Cosa que no ha sucedido con las últimas certificaciones y las empresas no pueden financiar la continuidad de las obras, por lo que decidieron la suspensión de las mismas y el despido de los trabajadores.

Según comentaron a Faro Noticias trabajadores despedidos, las medidas comenzaron en forma parcial hace tres semanas, dejando cesantes en sus tareas en forma semanal entre 20 y 40 operarios por cada una de las 4 empresas que conforman el grupo Aumar, llegando a un número de más de 300 trabajadores afectados.

En la mañana de este jueves permanecen trabajando un número cercano a los 100 operarios en las doble vías de las rutas 11 y 56, realizando trabajos de poda a la vera de la ruta, terminación de rotondas y pintado de calzada. Todas las cuadrillas de construcción en hormigón armado, motoniveladoras, retroexcabadoras, señalización, limpieza y terminaciones, fueron despedidas. Según manifiestan los trabajadores que permanecen en sus tareas, han sido informados que en el día de la fecha se esperan nuevos despidos.

Llama la atención a los damnificados, la pasividad con que se ha tomado la medida de suspensión de la obra en distintas esferas y la poca repercusión pública del hecho, incluso se han movilizado a la UOCRA y desconocen porqué razones la entidad no ha hecho pública la situación y no se ha pronunciado en defensa de los trabajadores.

Muchos de ellos, oriundos de los partidos de General Madariaga, Tordillo, General Lavalle y La Costa, viven momentos angustiantes con sus familias, ya que considerando que los trabajos se extenderían en el tiempo, han tomado créditos y distintos compromisos económicos que hoy no saben cómo van a afrontar.

One Comment

  1. Salvador Macari

    ME PARECE UNA PERRADA QUE NO DEBERIA TOLERARSE , NI CON EL GOBIERNO NI CON NINGUN OTRO CONTRATANTE , LOS TRABAJADORES MERECEN SEGUIR TRABAJANDO Y LOS USUARIOS NECESITAMOS QUE SE COMPLETEN DE UNA VEZ POR TODAS CADA OBRA QUE SE COMIENZA O ESTAREMOS COMO SIEMPRE LAMENTANDO LA GESTION DE UNO Y OTRO GOBERNANTE HASTA EL HARTAZGO ¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*