“Evita, Vallese, la Patria se estremece”

Las dos figuras simbolizan lo que ha sido un proceso de transformación, resistencia y búsqueda de verdad.

El 22 de agosto del 1951 se recuerda como el Día del Renunciamiento Histórico. ¿Qué defendía en las calles el pueblo? Once años después un grupo de policías raptaba a un obrero metalúrgico y militante de la Juventud Peronista. Qué simboliza(ba) ese joven? Luis Alén, Director de la Licenciatura en Justicia y Derechos Humanos de la UNLa reflexionó en Megafón sobre nuestra historia, habló sobre la tan nombrada grieta, la democracia, la universidad, los valores y la vida.

-¿Qué sucedió el 22 de agosto del 51?

A partir de una gran movilización convocada por la CGT el pueblo reclamó que Eva Duarte sea la candidata para la vice presidencia en la formula Perón-Perón, ella no aceptó el pedido del pueblo en las calles. Por eso se recuerda como el día del Renunciamiento Histórico. Se han esgrimido distintas razones por las que no se concretó su candidatura, pero probablemente la más verosimil sea la relacionada al estado de salud de Eva, algo que ya era conocido por Juan Domingo Perón. El 22 el pueblo reclamó que fuera candidata, lo hizo para ratificar un rumbo revolucionario en tanto y en cuanto ella había producido cambios estructurales profundos en la vida de los argentinos; incorporó a la escena política a los trabajadores y produjo muchas reformas: el voto femenino, el aguinaldo, los estatutos para el peón de campo, para los bancarios, docentes. Muchos derechos que antes no se conocían, los derechos laborales, la misma creación del fuero laboral en tribunales. Todas esas conquistas son producto de ese gobierno, además Eva significaba la correa de transmisión entre Perón y el pueblo, la receptora de las demandas y la que también trabajaba activamente en dar soluciones a partir de la fundación que llevaba su nombre. El amor por Eva es tan profundo que perdura hasta hoy y no hay una mujer que haya impactado tanto en la vida de los pueblos como ella.

Así como el amor perdura en la memoria de los trabajadores, de quienes la conocieron y quienes conocieron su obra sin haberla conocido personalmente también el odio de la oligarquía se ha hecho sentir, ese odio irracional que hizo que su cadáver fuera secuestrado, vejado, ocultado, enterrado en Italia y durante 16 años esté fuera del país.

Es incomprensible como puede haber tanto odio por lo que significaba una mujer y al mismo tiempo tanto temor porque si era tanto el peligro que significaba el cadáver de Eva en términos simbólicos para la dictadura militar lo mas simple hubiera sido destruirlo pero no se animaron, no pudieron. El texto “Esa Mujer” de Rodolfo Walsh, relata la entrevista que tuvo con el encargado de trasladar el cadáver de Eva y la impresión que había causado en ese militar represor.
-¿Qué representa la figura de Felipe Vallese?

Él fue un joven trabajador metalúrgico, uno de los fundadores de la Juventud Peronista ,un actor importante de la resistencia de esa época. Prefigura lo que fue ocurriendo en nuestra historia, si bien había habido un caso de desaparición, de un médico de un partido comunista en 1954 en ese caso sí se había juzgado a los autores y habían recibido una condena. Federico Vallese se transformó en un caso emblemático, uniendo el secuestro de Felipe un 23 de agosto del 62 y el recuerdo del renunciamiento de Eva, en las movilizaciones de la resistencia de ese momento se coreaba “Evita, Vallese, la patria se estremece”, porque esas dos figuras simbolizaban lo que había sido todo un proceso de transformación del peronismo y por el otro lado lo que encarnaba la resistencia y la búsqueda. Él fue una de las figuras emblemáticas de la resistencia, en la Universidad también lo recordamos, está ahora la Escuela Felipe Vallese.
– Se habla mucho de “la grieta”, podemos decir que siempre existió entonces…¿está mal que exista?

El problema no es que exista la grieta, el problema es de que lado te pones, hay distintas posiciones en la sociedad de los argentinos desde 1810 en adelante, Saavedra y Moreno, unitarios y federales, yrigoyenistas y conservadores, peronistas y anti peronistas. El problema es de que lado estas, si del que quieren una sociedad mas justa, equitativa, solidaria, con inclusión social, con soberanía política, con independencia económica, con justicia o si estás del otro lado. Actualmente los que hablan en nombre de la grieta son los que la fabrican, los que creen que se suelda la grieta, persiguiendo, eliminando a opositores políticos, esto ha tenido distintas expresiones a lo largo de la historia, tal vez las mas terribles de las dictaduras genocidas fueron la del 66-73 y la del 76-83 pero la idea de eliminar al otro como sea, en estos últimos años a través de la persecución del poder judicial, con jueces, fiscales y periodistas unidos para fabricar causas y perseguir opositor es también es una expresión que lastima, hiere la democracia.
-¿Qué es importante hacer en estos tiempos que corren?

En estos tiempos de deterioro de todo donde la vida humana para algunos no tiene ningún valor, hay que recuperar el sentido ético del estado, que tiene que estar para garantizar el derecho para todos, la seguridad también pero no se garantiza con este tipo de políticas.

Son dos modos de ver la vida, yo pertenezco a una generación que todo lo que hizo fue por amor y eso es y seguirá siendo una consigna irrenunciable. No actuamos por odio, actuamos por amor al pueblo, al otro, por redimir y reconquistar los derechos, eso es lo que nos debe guiar y es la tarea que lleva adelante una universidad, como la UNLa que tiene esa impronta, el amor por el otro, trabajar para que todo sea mejor, la defensa de la democracia los derechos humanos.

Por María Laura Morales – Para Megafon (Medios de la Universidad Nacional de Lanus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*