La ANSES fijó en $107.658 el nuevo tope para recibir asignaciones familiares

Para cobrar los montos actualizados, el ingreso de cada integrante del grupo familiar no podrá superar los $53.829. El piso quedó en $3621,04

El Gobierno fijó nuevos límites mínimos y máximos de los ingresos que percibe cada trabajador e integrante de su grupo familiar para el cobro de las asignaciones familiares.

Las cifras se comunicaron a través de la resolución 81/2019 de la ANSES, que se publicó en el Boletín Oficial. Así, el piso salarial para cobrarlas es de $3621,04, mientras que el nuevo techo será de $107.658. El límite de cada integrante del grupo familiar se fijó en $53.829.

La tabla de asignaciones quedó dispuesta de esta manera: cobran por hijo $2.031 las familias con ingresos entre 3.621,04 y $31.494; $1.368 quienes perciban entre $31.494,01 y $46.191; $825 quienes tengan ingresos entre $49,191,01 y $53.329; y $423, quienes reciban salarios entre $53.329,01 y $107.658. Los valores del cobro de las asignaciones se modifican según la zona donde viva el trabajador.

Cómo quedó la AUH
Además de los nuevos topes, el Gobierno publicó este miércoles el decreto que oficializa el aumento extraordinario en la Asignación Universal por Hijo (AUH) del 46% a partir de este mes y que el presidente Mauricio Macri anunció al inaugurar la Asamblea Legislativa 137.

El decreto 186/2019 puso por escrito el anuncio de Macri: que el aumento será a cuenta de las actualizaciones que contempla la ley de movilidad para todo el año, en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre

El monto de la AUH y la Asignación por Embarazo subirá así de $1816 a $2652. En la zona 1 (La Pampa, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Patagones, en Buenos Aires) la AUH llegará a los $3447. La Asignación por hijo con discapacidad llegará a los $8642 y, en la zona 1, a los 11235 pesos.

Así, el organismo previsional adelantará los pagos estimados para todo el año. El 46% contiene el 11,8% estipulado originalmente para marzo, el 10,8% estimado para junio y dos subas adicionales, del 9,6% y del 7,5% para septiembre y diciembre. Estas últimas previsiones surgen de estimar la evolución de la inflación (70%) y los salarios (30%) para el resto del año. Como el incremento es a cuenta de lo previsto por ley, si las subas que surgen del índice de movilidad resultan mayores, la Anses debería saldar la diferencia a fin de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*