Más de 150 investigadores estudian cómo impacta la actividad humana en el ecosistema costero

 

Los científicos participan de un proyecto interdisciplinario a largo plazo que busca estudiar, entre otros fenómenos, la presencia de fármacos y sustancias derivadas de la producción agrícola en peces.

 

En el mundo se han realizado varios estudios que demuestran la presencia de medicamentos de consumo humano en peces: “cada vez más gente toma fármacos y no todo se metaboliza en el cuerpo” explicó el invetigador del Conicet Juan Pablo Isacch; “por ello hay residuos de esos antibióticos que terminan en las cloacas y van al mar”. Este fenómeno es uno de los aspectos que se van a monitorar en el proyecto que llevan adelante más de 150 investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, que depende del Conicet y la Universidad Nacional de Mar del Pata (UNMdP).

Nuestra ciudad tiene un frente costero de 47 kilómetros en el que se pueden encontrar diferentes paisajes: playas, acantilados, médanos. Allí conviven componentes del ecosistema marino y del terrestre, por lo cual es una de las cinco áreas de estudio seleccionadas para realizar un monitoreo de los ecosistemas costeros marinos. El objetivo del trabajo multidisciplinario que se extenderá por cinco años es detectar los efectos del cambio global en la biodiversidad y cómo funcionan y reaccionan los ecosistemas ante el impacto del hombre.

Este proyecto es llevado adelante por científicos que se desempeñan en distintas áreas, “algunos trabajamos con plantas, otros con peces y microorganismos, otros en contaminantes y procesos geomorfológicos, entre otro temas”, sostuvo Isacch. “La idea es que en conjunto todos pensemos y estudiemos el funcionamiento del ambiente costero”. Para ello se trabaja con indicadores en áreas puntuales a largo plazo, lo que permitirá monitorear, por ejemplo, “si cambia el ecosistema por el clima o por mayor polución”.

Esta contaminación del medio ambiente puede ser de origen industrial o agrícola ya que “todo lo que se vierte en los arroyos llega al mar”. Por ello se están controlando los peces “para ver si están acumulando contaminantes”, es decir que se intenta verificar si los químicos utilizados en la producción agrícola llegan al mar y afectan los organismos marinos.
“A escala global, se conoce que entre el 30 y 50 % de los ambientes costeros han sido degradados durante las últimas décadas”, comentó Isacch. Si bien estos sistemas comprenden un porcentaje menor de la superficie terrestre, “soportan una desproporcionada carga de población, ya que en la actualidad el 60 % de la población del mundo vive cerca de la costa”.”

El estudio multidisciplinario para investigar cómo funciona ese enorme cúmulo de paisajes de la interface mar-tierra, busca “generar una base de datos común para abarcar una diversidad de temas y contribuir a comprender el funcionamiento de los ecosistemas y mejorar su manejo”. Durante el proceso de monitoreo los investigadores estudiarán temáticas diversas: parásitos en peces, cobertura de vegetación, diferentes contaminantes en sustratos como agua, sedimento e incluso en organismos; también relevarán la basura, la biodiversidad de plantas, de peces, de aves y de invertebrados.

Cabe destacar que, aunque el trabajo está planificado para desarrollarse durante cinco años, el financiamiento aún no está garantizado para todo el período.

Finalmente Isacch destacó que “en el grupo de vertebrados en el que trabajo tratamos de entender cómo las aves pueden explicar los cambios producidos por el hombre”. Así estudiando a las aves como indicadores se puede observar el avance de la frontera agrícola y de la urbanización, la contaminación y también el cambio climático. De este modo se puede observar cómo los cambios en la agricultura hicieron que algunas aves hayan migrado a las ciudades en busca de alimento. “La idea final siempre es generar políticas para mejorar el manejo de esos ambientes que estudiamos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*