Conflicto en la frontera: aviones de guerra de la Fuerza Aérea persiguieron a una avioneta ilegal

 

 

Los Pampa II lo cruzaron dentro del espacio aéreo argentino. La nave invasora tenía una matrícula falsa y regresó a Paraguay.

El conflicto entre la Argentina y los países limítrofes volvió a abrir un problema con sus fronteras. Más precisamente en el sector norte del país, cuando una nave procedente de Paraguay ingresó de forma ilegal en el espacio aéreo argentino y fue interceptada por aviones Pampa II que la obligaron a regresar a su país de origen.

La noticia se difundió a partir de un comunicado que emitió el Ministerio de Defensa, que durante la noche del jueves reveló que una “aeronave con matrícula no vigente que ingresó de manera irregular al espacio aéreo argentino” y al ser detectada “regresó a su lugar de origen“.

La Operación Frontera del Estado Mayor Conjunto ubicó al avión ilegal, que circulaba con una matrícula falsa, a 100 kilómetros de Resistencia, Chaco. Si bien no se logró definir de forma concreta sus fines de ingreso en nuestro país, la teoría más segura es que el artefacto era utilizado para transportar drogas dentro de nuestro territorio.

En lo que va de los 18 días que transcurrieron de este 2019, es el primer avión que detectan los radares que preparó el Gobierno para reforzar la seguridad durante la cumbre del G20 celebrada el último 30 de noviembre y 1 de diciembre pasado.

“La aeronave interceptada ingresó al país de manera irregular, ya que no contaba con la autorización expedida por el organismo competente y, además, tenía una matrícula no vigente“, explicaron fuentes oficiales respecto del avión Cessna 210 que circulaba con una matrícula robada a otra nave anteriormente.

Uno de los aviones Pampa II que interceptó a la nave paraguaya tomó fotografías de la nave invasora. Los artefactos aéreos argentinos sirven para realizar entrenamientos y con ellos se puede realizar un ataque ligero. Por su parte, Fadea se comprometió a entregar aviones Pampa III, para este tipo de operativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*