En algunas escuelas en China usan uniformes inteligentes para rastrear a sus alumnos

 

 
Integran chips con GPS que envían los datos con su ubicación a padres y docentes. Además, se dispara una alarma si el estudiante se va del establecimiento sin permiso
En China ya están usando uniformes inteligentes para rastrear la ubicación de los alumnos. De este modo, se puede saber exactamente el horario de entrada y salida de los estudiantes.

Esta tecnología se está implementando en más de 10 escuelas en el sur de la provincia de Guizhou y en la región autónoma Zhuang de Guangxi, según publicó el sitio The Global Times.

Los uniformes integran dos chips con GPS que permiten conocer los movimientos de los más de 800 estudiantes que los utilizan. Esta información la reciben los docentes y los padres de los menores. Y cuando un alumno deja el establecimiento sin permiso, se activa una alarma.

A su vez, los sistemas de reconocimiento facial instalados en las puertas de las escuelas identifican si los estudiantes intercambian sus uniformes y en caso de que eso ocurra, también se activa la alarma

Los uniformes inteligentes pueden resistir hasta 500 lavados a 150 grados de temperatura, según se detalla en la publicación del Global Times.

A su vez, en un artículo del sitio Epoch Times se menciona que los chips también pueden identificar si un alumno se queda dormido en clase y también pueden ser utilizados para pagar diferentes productos, usando la huella digital o el reconocimiento facial.

Esta tecnología despertó cuestionamientos de parte de algunos sectores que creen que podría afectar la privacidad de los alumnos. Cabe recordar que en el último tiempo, en China, se fueron implementando diferentes medidas que tienden a digitalizar cada vez más la vida de los ciudadanos. Para, de ese modo, tener cada vez mayor registro y control de sus movimientos.

Sin ir más lejos, se puede mencionar el sistema de crédito social que le otorga puntaje a los ciudadanos en función de su nivel de fiabilidad. Este índice se basa en los comportamientos de las personas y se tiene en cuenta desde grandes delitos o la difusión de información falsa sobre terrorismo hasta infracciones menores como puede ser fumar en lugares donde está prohibido.

Quienes cuenten con un crédito social bajo tienen que soportar restricciones como la imposibilidad de viajar dentro o fuera del país por un período de al menos un año. Esta iniciativa así como los uniformes inteligentes recuerdan a episodios de la serie Black Mirror. La distopía se vuelve cada vez más real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*