Durazno Sangrando | Guisado aporta la emocionalidad en fotografía, que el film de Claudio Santorelli necesita

“Sin una buena foto, el hecho artístico no cierra”, por esta razón y la amistad que los une, el prestigioso director de fotografía Gastón Guisado, estuvo a cargo de la dirección fotográfica de Durazno Sangrando, largometraje de cine independiente producido y dirigido por Claudio Santorelli

Un “groso” del cine nacional, Gastón Guisado, director de fotografía de las últimas 12 películas de Argentina Sono Film, luego del rodaje de bañeros 5 vuelve a trabajar en contacto con el mar pero desde otro lugar, acompañando a su amigo Claudio Santorelli -por amor a su arte y el vínculo con Claudio-, en un desafío del cine independiente, donde la trama y las emociones son distintas. Y Gastón con su fotografía le aportará “emocionalidad a la película”, como dice Claudio, y agrega que “sin una buena foto el hecho artístico no cierra”.

Charlamos con Gastón quien además puso en funcionamiento una cámara de última generación, propiedad de Claudio, que estaba esperando el momento de salir al rodaje, de lo que primero se pensó como un corto y derivó en un largometraje “movidos por el entusiasmo, las ganas y el ego”. “Hace 20 años que trabajo en esto, somos amigos con Claudio, he participado en más de 50 películas y en las últimas 12 o 13 de Argentina Sono Film, y hace rato que queríamos hacer algo juntos. Vimos las locaciones, me gustó el lugar y por el poco tiempo que rodamos, hicimos una buena película, estoy contento”, dice quien además trabajó con Santorelli en Incorregibles, con Guillermo Franchela, y en Bañeros 4.

Claudio Santorelli, autor del guión y director de “Durazno Sangrando”, se mostró honrado de contar con la calidad y experiencia de un artista que trabaja en largometrajes de envergadura nacional, en su producción independiente. “Es un honor para mi el aporte de la experiencia de Gastón, con quien nos conocimos hace años y teníamos pendiente hacer algo juntos. Cuando compré esta cámara fue le primero que la armó. Tuvimos que encontrar el hueco para usarla y se dio. Para mí es un aporte inmenso desde la estética que tiene esta película, que está puesta en las emociones, y Gastón logra ponerle esa emocionalidad en la fotografía. Esta conexión, este protagonismo en una producción independiente, no tiene valor. Estoy muy feliz, ojalá que se repita”.

Esta película “de guerrilla”, como se dice habitualmente, por el poco tiempo para filmar, tuvo la ventaja de contar con mucho profesionalismo, lo que permite sortear todos los inconvenientes, “todo se resuelve” dispara Claudio. A lo que Gastón agrega que vamos a ver una buena película, “hemos logrado buenos climax, buenas escenas, estoy contento de haber estado compartiendo este tiempo de filmación en San Clemente del Tuyú”.

Concluida la filmación y el armado, que correrá por cuenta de Santorelli, Guisado procederá a la corrección del color y el acabado. Otro lujo para una película rodada en la localidad, lo que resulta sin lugar a dudas, un hecho cultural en sí mismo.

La trama de la película es una historia de amor de gente adulta, en un entorno social que no comprende la relación. Mucha tela para cortar en una temática que sólo la cámara de un grande puede reflejar en emociones, Durazno Sangrando tuvo el privilegio de contar con el ojo y la sensibilidad de Gastón Guisado.

Y San Clemente del tuyú, tiene el privilegio de haber sido escenario de esta filmación, producto de las ganas de un artista emprendedor y ejecutivo como es Claudio, quien agradece enormemente a la gente del lugar que se sumó, abrió las puertas y los corazones para que esto salga, “sólo por amor al cine”.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*