Revisarán el kilo, el metro y otras unidades de medida

 

 
La comunidad científica aprobará la revisión del Sistema Internacional de Unidades. Redefinirán el ampere, el kilo, el kelvin y el mol. Expertos dijeron que no impactará en lo cotidiano.

El próximo 16 de noviembre la comunidad científica se reunirá en el Palacio de Versalles de París para aprobar la mayor revisión del Sistema Internacional de Unidades (desde su instauración en 1960), en el marco de la Conferencia General de Pesas y Medidas.

Los cambios entrarán en vigencia en mayo de 2019 y suponen la redefinición del ampere, el kilogramo, el kelvin y el mol; y la reformulación del metro, el segundo y la candela.

“A partir de ahora todas las unidades se definirán en base a constantes de la naturaleza, en lugar de artefactos, propiedades de materiales o experimentos teóricos irrealizables, como sucede en la actualidad. Esto permitirá a los científicos que trabajan con el más alto nivel de exactitud realizar las unidades en diferentes lugares o momentos, con cualquier experimento apropiado y en cualquier valor de la escala”, subrayó Héctor Laiz, gerente de Metrología Calidad y Ambiente del Inti y miembro del Comité Internacional de Pesas y Medidas, que participará de la conferencia como parte de la delegación argentina.

“Esto va a impactar en la ciencia y en algunos sectores de la industria de alta tecnología y en educación. Para las mediciones que se hacen en el comercio, cuando uno va a la carnicería o se pesa un camión de cereales, esas mediciones tienen una incertidumbre, un error de medición, de 0,1 o 0,2 por ciento, y este es un cambio de una incertidumbre muchísimo menor, por lo que no se notará en las mediciones de la balanza que nos pesamos en la farmacia”, sostuvo

En el caso del kilogramo, no será necesario modificar las balanzas de los comercios. Sin embargo, se producirá un cambio muy importante porque actualmente esta unidad de medida está definida por un objeto físico que se guarda en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM según sus siglas en francés) pero en unos días estará basada en la asignación de un valor a la constante de Planck.

La medición será más segura porque, por ejemplo, se estima que el patrón original del kilogramo ha perdido en un siglo 50 microgramos, debido probablemente a la pérdida de átomos

“Será un día histórico para la sociedad si tenemos en cuenta que las mediciones no sólo son claves en nuestras actividades diarias sino también para la industria, la investigación, la innovación, el comercio y la cooperación internacional”, destacó Laiz.

El profesor de física y divulgador científico tecnológico de la FCEFYN, Javier Martín, indicó en la misma línea, que tendrá impacto “a nivel científico y tecnológico, porque se podrán medir cosas que hoy no se miden”.

“Está pensado para partículas subatómicas, cosas extremadamente pequeñas. Para la mayoría de los habitantes del planeta este cambio pasará totalmente desapercibido”, aclaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*