La Justicia identificó a la mujer que envenenó más de 40 perros en Parque Avellaneda

En un allanamiento en su casa descubrieron un bidón con la sustancia tóxica que mató a los animales y las cámaras de seguridad la captaron arrojando el veneno por la calle.

La preocupación de los vecinos cercanos al Parque Avellaneda por los aproximadamente 40 perros que fueron envenenados en el último año llegó, después de cuatro meses de investigación, a su fin. La Justicia identificó a una sexagenaria quien sería la presunta autora de las muertes animales.

En un allanamiento en el domicilio de Haydee Ordas -quien fue demorada el viernes en la Comisaría 40 de Parque Avellaneda- la Policía de la Ciudad secuestró un bidón con sustancia tóxica, que se sospecha fue la que utilizó para intoxicar a los perros, de los cuales habrían muerto aproximadamente 20.

Las cámaras de seguridad de la zona fueron el elemento clave para identificarla: las imágenes la muestran caminando con tranquilidad por el cordón de la vereda con una bolsa en su mano derecha de la que dejaba caer un polvo blanco. Además, todas las muertes animales sucedieron a una cuadra y media a la redonda del domicilio de Ordas.

El fiscal de la causa, Matías Michienzi, de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), la imputó por actos de crueldad animal, contemplados en la ley 14.346, que prevé una pena que va de 15 días al año de cárcel. El fiscal ordenó la detención de la imputada para su identificación y para verificar si tenía antecedentes pero continuará el proceso en libertad. Sin embargo, ya se investiga la existencia de más casos (algunos vecinos contabilizan el doble o triple de casos) que podrían agravar la acusación.

“Se pudo delimitar la zona de accionar de la envenenadora y del análisis de cámaras de seguridad, se lograron observar el modus operandi de la imputada, cuando arrojaba una sustancia en los canteros y en inmediaciones del cordón de la avenida Directorio”, indicaron desde el Ministerio Público Fiscal porteño en un comunicado.

En el allanamiento, que fue autorizado por la jueza penal, contravencional y de faltas porteña Natalia Molina, la policía encontró un bidón con un veneno conocido con el nombre comercial de Furadán, una sustancia que si bien está prohibida en otros países, en Argentina es utilizado en agricultura para el control de plagas. La Sección Apoyo Técnico de la División Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina (PFA) realiza estudios para determinar la peligrosidad del producto.

El fiscal Michienzi, en tanto, dispuso un operativo en manos de la Dirección General de Limpieza de la Ciudad en los alrededores del domicilio de la acusada y en las inmediaciones del parque para eliminar cualquier rastro de la sustancia.

Fuente: Infobae

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*