Defensa Civil y Obras Particulares controlan edificios

 


Desde el área de Defensa Civil se continúan generando acciones para reforzar la seguridad en el Partido de Pinamar.

 

Con el aval del secretario de Seguridad, Matías Yeannes, y principalmente del Intendente Martín Yeza, se comenzó a diagramar una serie de inspecciones en edificios. El Ingeniero Jorge Damato, referente de Defensa Civil compartió los lineamientos de esta iniciativa: “Con el aval del Intendente y el Secretario comenzamos a diagramar junto a Liliana Estefanía de Obras Particulares las necesidades que tenemos para inspeccionar los edificios torre. Básicamente en Pinamar tenemos construcciones de la década del 70 u 80, todas hechas con otra filosofía y sin contar con conceptos de seguridad que actualmente se hacen necesarios. Las normativas antisiniestrales son prácticamente inexistentes”.

Damato dejó claro que, a partir de esta realidad, se hace necesario tomar cartas en el asunto: “La gran mayoría de estos edificios no cuenta con cámaras de retardo, salidas de emergencia, no tienen caja de escalares. Son más de cinco edificios que tampoco tienen lo que llamamos acercamiento para el ingreso de Bomberos”, explicó Damato, “El acercamiento permite que la colocación de las escaleras de Bomberos no haga perder altura y alcance”.

“Elevamos las notas a Obras Particular y comenzamos a elaborar informes con las necesidades puntuales”, contó Damato, “Es allí donde generamos un plan de regularización de los sistemas de seguridad contra incendio. Buscamos el concenso ya que entendemos que no se pueden modificar totalmente las estructuras pero si acomodar todo lo necesario en función de la seguridad. Agua, cañería, pintura retardadora, puertas de doble contacto, garages que no se comuniquen con zonas complicadas en la estructura. Hay muchas opciones que nos van a ayudar a mejorar”.

Damato entiende que estas situaciones requieren búsquedas de soluciones conjuntas y duraderas. Pero también es consciente que llevará algún tiempo poder avanzar: “Tenemos que generar las condiciones de seguridad a las que llegamos a partir de nuestra experiencia. Trabajar con proyectos adecuados a lo que pide Pinamar, coordinar con la gente de Obras Particulares y con los Bomberos. Los pasos son sencillos. Empezamos hablando con los administradores de los edificios, vamos resolviendo acuerdos con los arquitectos, se cotejan los planos con Obras Particulares para avanzar en lo que se puede o no hacer y verificamos que, dentro de lo que permite hacer, se pueda realizar en un tiempo determinado”.

Ese tiempo determinado también tiene que ver con la estructura de los edificios. Si estos cuentan con galerías o no, por ejemplo. Allí también entra en acción la Dirección de Habilitaciones, por lo que la coordinación es extremadamente necesario. “Tratamos de darles un tiempo para realizar estos arreglos. Evitamos poner demasiadas trabas, queremos avanzar. Vamos a generar controles para poder asegurar la seguridad de las personas y estar todos comprometidos con comenzar y terminar las obras en el menor tiempo posible. El momento es ahora ya que en esta época algunos de estos edificios están vacíos”, explicó Damato.

“Tratamos de acercar ideas que se puedan lograr y que se pongan en función en poco tiempo”, amplió Damato, “Por suerte este un problema que no tenemos en las nuevas construcciones. Inclusive en algunos casos podemos usar las estructuras para ayudar con sus recursos (piscinas, por ejemplo) a cualquier tipo de emergencia. El agua de las piscinas puede ayudar. Todos tenemos que pensar en lo mejor para Pinamar, para los vecinos, para los visitantes de nuestro Partido. Este trabajo coordinado es un parte de un proceso que debe incluir a cada una de las áreas y de los profesionales que son, a su vez, responsables de los edificios. Buscamos normalizar totalmente el ambiente y comprometernos fuertemente con la seguridad”, concluyó Damato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*