La ofensiva migratoria de Trump: este año detuvieron a 454.001 personas para deportarlas

 

 

 

Hubo un aumento de deportaciones y un descenso de arrestos en las fronteras.

 
Estados Unidos detuvo a 454.001 inmigrantes en 2017 con la intención de deportarlos a sus países de origen, según informó el Departamento de Seguridad Nacional en Washington, que destaca un aumento de deportaciones y un descenso de arrestos en las fronteras.

El informe estadístico más completo sobre inmigración bajo el gobierno de Donald Trump sostiene que los arrestos de la Patrulla Fronteriza cayeron a su mínimo en los últimos 45 años.

La policía de frontera arrestó a 310.531 durante el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, una disminución del 25% respecto del 2016 -unos 415.816- y el nivel más bajo desde 1971.

A pesar de los importantes descensos, la llegada de familias y niños que viajan solos subió, desde mayo, todos los meses.

En tanto, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), encargado de deportar a los inmigrantes dentro del, informó de 143.470 detenciones, lo que implica un incremento del 25% con respecto a los 114.434 arrestos del 2016, ligado a la política de endurecimiento de la política migratoria para deportar a quienes residen ilegalmente o cometieron crímenes.

Qué pasa en el ámbito judicial

Además de los detallados informes del ejecutivo, la ofensiva migratoria siguió en las últimas horas su correlato en la justicia.

Ayer y a casi un año de pulseadas judiciales, la Corte Suprema de Estados Unidos apoyó la última versión del veto migratorio de Trump, que prohíbe la entrada por tiempo indeterminado de los ciudadanos de Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad y Corea del Norte.

Luego de varios reveses y amparos presentados por gobiernos opositoresy organizaciones de derechos civiles, ayer la Corte aprobó una petición del gobierno de Trump para eliminar las restricciones impuestas por tribunales inferiores a la última versión del veto migratorio proclamado el 24 de septiembre, informó la agencia de noticias EFE.

Con este tercer veto migratorio Trump buscaba mantener viva su política de fronteras cerradas para parte de Medio Oriente y África, principalmente, ya que su segundo veto de seis meses había vencido.

Trump rebotó una y otra vez contra los tribunales hasta que logró hace aprobar en el Senado federal a su candidato para completar a la Corte Suprema. Desde entonces, los vetos migratorios del mandatario consiguieron todos fallos favorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*