Para la OIT, la tecnología no afecta al empleo sino a las horas de trabajo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) cree que el mundo laboral asiste a un cambio constante por la llegada de nuevas tecnologías. Entre ellas, las formas de cumplir tareas van mutando y pueden generar riesgos para los trabajadores. El director de la OIT para el Cono Sur, Fabio Bertranou, señaló en el marco del seminario “Diálogo tripartito sobre el futuro del trabajo” celebrado en Uruguay, que históricamente los cambios tecnológicos se plantearon como una amenaza de pérdida de trabajo. Sin embargo, esa amenaza nunca se concretó. “Cambió la naturaleza y la forma de distribución” del empleo, dijo.

“El mundo del trabajo está en un cambio constante. La irrupción de la tecnología y la digitalización está cambiando la forma en que se hacen las cosas y nos lleva a repensar cómo eso impacta en el empleo, pero también cómo se organiza el trabajo alrededor de esas nuevas formas”, sostuvo.

Bertranou indicó que en la actualidad las empresas están modificando la manera de organizar y gestionar sus activos y recursos. Entonces lanzó una alerta sobre esas nuevas modalidades de empleo.

“El modelo de trabajo amigable, flexible, en cualquier momento y en cualquier lugar con un teléfono conectado con el jefe a cualquier hora, podría convertirse fácilmente en un trampa del tipo ‘siempre y en todas partes’ donde algunos trabajadores estarían expuestos a este tipo de forma de aumentar la producción de su trabajo y tendría efecto importantes en el estrés o el burnout (fatiga extrema)”, aclaró el experto.

Apuntó a que la discusión va a girar en torno a cómo generar más trabajo en este escenario, y cuáles van a ser las demandas y las características.

También habrá que ver “si estos empleos van a requerir una forma de aprendizaje y de enseñanza de los trabajadores distinta”, manifestó el responsable de la OIT.

Planteó además la interrogante si se crearán más o menos empleos de los que se perderán como consecuencia de los cambios tecnológicos. Señaló que ante la nueva realidad de los cambios tecnológicos se deberán definir políticas para la regulación de esos trabajos, las relaciones laborales y la protección social.

En otro orden, añadió que en las últimas décadas hubo una tasa de generación de empleo en la región muy por debajo del incremento del Población Económicamente Activa (PEA). Ante eso, dijo que “hay una gran incertidumbre sobre cómo va a evolucionar la generación de puestos de trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*