Paro docente del lunes: el Gobierno bonaerense dictó la conciliación obligatoria

Lo anunciaron los ministros Lacunza, Villegas y Finocchiaro, después de que los gremios de la provincia rechazaran una nueva propuesta y llamaran a otra huelga el lunes. Para este sabado está convocada una nueva reunión técnica.

 

Después de que los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires rechazaron este viernes  una nueva oferta paritaria -que, en lo central, ofrecía un piso de aumento del 19% en lugar del 18% y en tres cuotas, en lugar de en cuatro, atado a la inflación- y convocaron a un nuevo paro de 24 horas para el lunes próximo, el Gobierno de María Eugenia Vidal dictó una conciliación obligatoria, que en principio, afecta no sólo a la huelga del lunes sino también, si es que los sindicatos de la Provincia se pliegan, a las que convocaron los gremios nacionales docentes para el 15, 16, 21 y 22 de este mes.

El anuncio de la conciliación obligatoria fue anunciado en una conferencia de prensa que compartieron los ministros provinciales Hernán Lacunza (Economía), Marcelo Villegas (Trabajo) y Alejandro Finocchiaro (director general de Educación), en la que hablaron de “paro extorsivo” y puntualizaron que la medida alcanza tanto al paro convocado en Provincia como a cualquiera que afecte a los bonarenses, en referencia a los paros nacionales ya convocados para la semana que viene y la siguiente.

La conferencia de prensa de los ministros siguió al anunció de los gremios docentes bonaerenses, que, a su vez, fue realizado tras la reunión paritaria que mantuvieron gremios y funcionarios más temprano.

“Rechazamos categóricamente la propuesta (…) Hemos decidido darle continuidad al plan de acción. El lunes le damos continuidad al paro con el no inicio de clases en secundaria pero también con paro en el nivel inicial y la primaria”, manifestó el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, tras la reunión que mantuvieron los gremios.

Para mañana a la mañana está convocada una reunión de la “mesa técnica salarial”.

La propuesta salarial que hizo hoy el Gobierno de Vidal fue poner un piso del 19% (en lugar del 18% de la primera propuesta) y a pagar en tres cuotas (en lugar de en cuatro). Como en las anteriores oportunidades, la oferta incluía una clásula gatillo que ataba las subas a la inflación: si al final de cada tramo de aumentos, los datos del Indec mostraran un alza de precios superior, los salarios se incrementarían para igualar la evolución del índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires (IPC GBA). Así, la paritaria docente tendría un piso del 19% pero nunca debería quedar por debajo de la inflación.

Las subas ofrecidas eran del 5% retroactivo a enero; otro 5% a pagar desde abril y otro 9% a pagar desde septiembre.

La propuesta de  incluía además un pago extraordinario no remunerativo y el pago del primer trimestre ya como remunerativo con el sueldo de marzo.

Los gremios bonaerenses, que vienen de cuatro días de paro por las diferencias en la paritaria, reclamaban un 35%: 10% que según sus cálculos perdieron el año pasado (desde el Gobierno aseguran que no perdieron), y 25% en previsión de una inflación de ese nivel durante este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*