Lanzan alerta naranja y amarilla por ola de calor

 

El Servicio Meteorológico Nacional informó un alerta naranja para Buenos Aires y alerta amarillo para Rosario por 24 horas. Hasta cuándo sigue el calor.
Las altas temperaturas se instalaron en el país durante esta semana y en los próximos días persistiría la situación. Este jueves la sensación térmica superó los 41° y para este viernes y sábado se esperan máximas de 35 y 37 grados respectivamente, aunque también se anuncian tormentas.
En el país, desde las 20 de anoche y durante 24 horas, rige un alerta naranja para la salud por ola de calor en Buenos Aires, según el SNM. Esto significa que “las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas”.
En tanto que para la ciudad de Rosario rige un alerta amarilla, con un riesgo para la mortalidad “leve o moderado”.
Para el norte del país, las máximas pronosticadas alcanzarán los 39 grados en el caso de ciudades como Formosa, Resistencia o Posadas y en toda la región la regla pronosticada es la misma, la temperatura irá en aumento al menos hasta el próximo martes.

Alertas de calor

El SMN puso en marcha para la comunidad de la Ciudad Autónoma de Buenos (CABA), Rosario y alrededores el Sistema de Alertas Sobre Olas de Calor y Salud. Dicho sistema entró en vigencia en año 2009-2010 para CABA en la temporada de verano 2009-2010 mientras que fue implementado en Rosario y alrededores durante el verano 2014-2015.
Ante la alta temperatura, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda a la población tomar mucha agua durante todo el día, consumir alimentos frescos, como frutas y verduras. Evitar las bebidas alcohólicas muy dulces y las infusiones calientes. Usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros. Tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre y protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.
En cuánto a los lactantes y niños pequeños sugiere darles el pecho a los lactantes con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura y ponerlos en lugares frescos y ventilados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*